Article 9: Les pieds noirs/clases de francés/barcelona


Los pied-noirs 

Hay un curioso término francés que a veces puede crear confusión y es el de pieds-noir

La traducción literal es pies negros, pero se refiere a los ciudadanos de origen europeo o a los de origen judío, muchos de origen sefardí, que residían en Argelia y que, a partir de la independencia del país en 1962 se vieron obligados a dejar el país. 

La mayoría de ellos se trasladó a Francia, donde sufrió inicialmente el rechazo de sus conciudadanos de la misma manera que el término tiene cierta connotación peyorativa. Sin embargo, los propios interesados acabaron reivindicándolo como muestra de identidad. 

Respecto al curioso origen de este término, se dice que alude a las botas negras de los primeros inmigrantes, al calzado del ejército en África, a los pies ennegrecidos de quienes limpiaban pantanos o, sencillamente, tiene un tinte únicamente despectivo para calificar a los trabajadores europeos que no se limpiaban tan a menudo como los musulmanes, ya que estos están deben lavárselos antes de rezar.

Según un interesante artículo (Argelia y la ideología sudista en Francia), de Rafael Poch, corresponsal de La Vanguardia, publicado el pasado 29 de marzo de 2016, la guerra de Argelia aún sigue tocando muchas sensibilidades en Francia (de la misma manera que aquí todavía genera polémica la Guerra Civil española) y es uno de los posibles factores que alimentan el auge del ultraderechista Frente Nacional.

Uno de los más ilustres pied-noirs es el escritor y filósofo Albert Camus, premio Nobel en 1957, uno de cuyos libros más emblemáticos es, precisamente, L´étranger, situado en Argelia.

Curiosamente, su figura aún sigue siendo difícil de tratar en Francia pues aparte de enfrentarse a la izquierda, su posicionamiento sobre la situación de Argelia (entre otros) le valió numerosos críticos y enemigos. Y el centenario de su nacimiento en 2013, en Francia pasó sin pena ni gloria.