Trucos que funcionan de verdad para aprender francés (o cualquier idioma)


¿Alguna vez te has preguntado porque te cuesta tanto aprender francés mientras a que esa amiga o familiar es una políglota consumada? No te quiero engañar. Es mucho más fácil familiarizarse con un nuevo idioma cuando ya se hablan dos o más lenguas. Sin embargo, la voluntad juega un papel fundamental, más importante de lo que cabe suponer. Por eso, te animo a que conozcas cuáles son los trucos que funcionan de verdad para aprender francés y que son los que usan las profesoras para educar y los políglotas para reciclarse y descubrir nuevos idiomas.

Lee libros SOLO en francés ... para aprender francés

trucos que funcionan para aprender francés
Es el primer paso aunque nadie te lo haga saber. Tanto si estás dando clases de francés como si no es así, te recomendamos que empieces por leer libros solo en francés. Puedes encontrar un surtido más o menos grande en cualquier librería. Recuerda que para aprender francés o cualquier otro idioma, primero debes familiarizarte con el idioma. Este es el método inicialmente más sencillo ya que cultivarás una competencia pasiva que te será útil para ir adquiriendo seguridad.


#1.Escucha música francesa y hazte con más vocabulario



Empieza por los clásicos de la Chanson (suelen carecer de una post-producción demasiado elaborada por lo que se escucha mejor la dicción de los intérpretes) y continúa por la música más actual. Un ejercicio interesante es aprender las canciones y traducir aquellos que te resulten más interesantes. Aunque no te estés dando cuenta aprenderás el idioma.

#2.Descárgate una aplicación móvil para aprender francés como apoyo


La red de redes ha abierto las posibilidades y la disponibilidad de medios para conectarse con personas de todo el mundo. También para aprender idiomas gratuitamente gracias a las aplicaciones móviles para aprender francés básico. Algunas de ellas también cuentan con recursos de aprendizaje más avanzado aunque suelen ser de pago.


Si te interesan puedes echarle un vistazo a esta selección de 10 aplicaciones móviles para aprender francés y otros idiomas.

#3.Comunícate en francés siempre que puedas



¿Y esto que significa? Si vas a clases de francés no escatimes esfuerzos en hablar la lengua. En el caso de que no asistas a un aula presencial puedes apuntarte a los ya famosos cafés de idiomas y, si eres de los más tímidos, las charlas o videoconferencias desde plataformas de e-learning de idiomas te pueden ser de gran utilidad. No olvides que para hablar bien un idioma solo hay un método; hablar. 

#4.¿Vas a clases de francés? Hazte con un compañero de lengua



Esta es una gran idea que rara vez se lleva a cabo. Si has congeniado con algún compañero de aula, ¿Por qué no practicáis juntos las clases orales? Aprenderéis el triple que escuchando y hablando en clase. Hay un “juego” muy interesante que consiste en pasar el curso hablando entre vosotros solo en ese idioma (en este caso el francés pero puede ser con cualquier otro). Veréis como no tardáis en aprender. 

#5.Habla contigo mismo



¿Eres de los que habla para sí a cada momento? Si es así, traslada esto al idioma que estés aprendiendo. Está comprobado que hablar solo en un idioma que no es el propio acerca de temas cotidianos (del estilo hacer la lista de la compra mentalmente) te ayudará a “pensar” en ese idioma. 

#6.Diciendo adiós a la zona de confort: no tengas miedo de perder tu identidad


James North, del Instituto para el Servicio Exterior de Washington, declaró en su momento acerca del Middlebury College del que forma parte que para aprender un idioma “no solo tienes que invertir la cabeza, no solo el corazón”. En un ted talkx que dio hace un par de años decía algo que tiene mucho sentido para miles de estudiantes españoles; “mucha gente no progresa si no abre la boca” por miedo a asumir riesgos o por temor a cometer errores. Asimismo, añadía que “si no estás dispuesto a poner en riesgo tu identidad, el progreso será más lento”.


¿Qué significa esto? Pues muy sencillo; ¿A ti no te ha pasado que te da la sensación de que todos los ingleses que conoces que hablan castellano son iguales? Eso es porque sus competencias lingüísticas son limitadas y, obviamente, el hecho de no poderse comunicar convenientemente “estandariza” la imagen que tenemos de ellos. Eso es lo que te sucede a ti cuando hablas francés, por ejemplo. ¿A qué te sientes como si estuvieras atrapado en tus palabras? ¿Como si quisieras decir mucho y no fueras capaz? ¡Bienvenido al mundo del aprendizaje de idiomas! Si no eres capaz de aceptar esto, difícilmente podrás aprender francés o cualquiera otra lengua. ¡Dile adiós a la vergüenza!

#7.Escucha películas en versión original subtituladas en francés (o el idioma que quieras descubrir)



Por supuesto, el oído también se debe acostumbrar al idioma. Si no tienes la suerte de estar en Francia te pueden ayudar tanto las clases presenciales como las películas en versión original. Eso sí, deberás subtitularlas en francés también ya que, de otro modo, el aprendizaje será mucho más lento.

#8.¡Viajar a Francia y vivir la inmersión lingüística!



Estaba claro que tarde o temprano llegaría a este punto. La inmersión lingüística es una de las mejores maneras que existen de aprender francés. En el caso del país galo, además, tienes la gran ventaja de que hay cientos de vuelos baratos a lo largo del año por lo que ni siquiera tienes que quedarte una estancia larga. Basta con que viajes de vez en cuando para continuar practicando y, por supuesto, ¡Aprovecha para hablar todo lo que puedas!